O ESTIGMA

EUCALIPTO ESPIDO

Como Adán, sentiu vergoña porque viu que estaba espido.

Advertisements